Feliz mes de la patria!

.


Feliz  mes de la patria!

Nacer en Panamá es realmente una bendición. Panamá es hoy una tierra próspera, con un crecimiento económico de 6 por ciento por más de 10 años, desempleo del 5 por ciento, bajos niveles de inflación, estabilidad democrática y financiera, además de la bendición de tener pocos desastres naturales. Somos un Estado Nacional completo con un canal ampliado administrado por panameños, algo impensable hace 113 años.

Precisamente en esa época, previo a 1903, Panamá era una tierra olvidada sin alcantarillado ni carreteras, en pobreza, destrozado por la guerra de los mil días, donde en tierra colombiana ganaron los liberales pero en tierra panameña los conservadores. La población se encontraba desesperanzada producto del rechazo de los tratados Herrán-Hay, lo cual fue la última ilusión de concretar el sueño de un Canal en tierras panameñas que moviera la economía, creara empleos y trajera prosperidad.

El mes de la patria celebra los acontecimientos que suscitaron para ser una nación libre, tanto con la separación panameña de Colombia, como la independencia panameña de España, donde debemos honrar a grandes hombres y mujeres como Manuel Amador Guerrero, José Agustín Arango, Federico Boyd, Domingo y Pedro Díaz, Esteban Huertas, así como Rufina Alfaro, Mariano Arosemena y otros, que lograron ambas conquistas al estilo panameño: con inteligencia y valentía, sin la necesidad de guerras bélicas que causaron muertos, lisiados y heridos como sucedió en otros países.

Este mes de la patria es el primero después de los cobardes e injustos ataques contra nuestra patria, cuyas tendenciosas publicaciones tuvieron el evidente intento de dañar nuestra reputación y nuestro sistema financiero. Por lo anterior, hoy más que nunca, debemos sentirnos orgullosos de ser panameños, y esa bandera tricolor, cuyo significado de sus colores son el Partido Liberal, Conservador, y la paz alcanzada para el nacimiento de la nueva Repíblica, llevarla en nuestras casas, balcones, oficinas y carros, pero sobre todo en nuestros corazones.

Que viva Panamá!

Carlos Eduardo Rubio

Subdirector de IFARHU

Compartir en: