Historia


En la década de los años 60, el gobierno se propuso como uno de sus objetivos salir del estancamiento económico con la creación de una Institución “que fuera capaz de enfrentar la problemática del recurso humano, proporcionándole al país la mano de obra necesaria para contribuir al crecimiento económico”. Es así que mediante la Ley No.1 de 11 de Enero de 1965, se crea el Instituto para la Formación y Aprovechamiento de Recursos Humanos (IFARHU).

Para tal fin se basaron en cuatro criterios fundamentales:

  • Económico: Para hacerle frente al subdesarrollo, había que educar a un hombre nuevo, con una nueva mentalidad, que contribuyera con una nueva formación y capacitación a impulsar todos los sectores que integran la economía.
  • Educativo: Sirviera para disminuir la deserción escolar, por falta de recursos económicos.
  • Social: Era difícil impulsar proyectos de crecimiento económico que no fueran correlacionados con la formación y capacitación del Capital Humano.
  • Político: Era una necesidad impostergable desprenderse de la dependencia extranjera.

Aunado a estos criterios, existía una filosofía de que “para que exista un equilibrado desarrollo económico y social, debe agregarse a las inversiones de orden material y con la debida anticipación, una política plena y racional de cultivo y utilización del factor humano, que tenga como finalidad estructurar la población económicamente activa, apta para atender al incremento de las necesidades impuestas por el desarrollo”.

En esta etapa, la Institución, se caracterizó por el establecimiento de una estructura organizacional especializada en la formación e implementación de programas de becas, préstamos y planificación de la formación de recursos humanos (etapa de afianzamiento).

Ya casi al final de esta década, con el advenimiento de la Revolución del 11 de Octubre de 1968, el IFARHU “… entró en una fase acelerada de reorganización administrativa, legal y técnica, que se caracterizó por la búsqueda de nuevos valores que afianzaran los elementos positivos que esta Institución ya poseía y que abrieron nuevos cauces de actividades creativas”.

Después, pasamos a la década de los años 70, donde “textualmente se ha identificado a la educación como elemento generador por excelencia, del cambio económico y social”.

Otro elemento fundamental, que impulsa el desarrollo y extensión de los programas que brinda el IFARHU, fue la creación del Seguro Educativo, mediante Decreto de Gabinete No.168 (27 de Julio de 1971), por que el mismo “introducía un cambio cualitativo y cuantitativo en el Sector Educativo panameño…”

En el aspecto organizacional, este se caracteriza por el traspaso de la Sección de Formación Profesional, “…al Ministerio de Trabajo y Bienestar Social en consideración a que por su naturaleza y objetivos se consultaban mejor los intereses que al respecto persigue el Estado”.

Además deseamos señalar la creación de tres Centros Estudiantiles: el Centro Estudiantil Victoriano Lorenzo, Provincia de Coclé, fundado el 23 de Agosto de 1973; el Centro Estudiantil de Chiriquí, fundado el 11 de Octubre de 1975; y el Centro Estudiantil Las Palmitas, Provincia de Los Santos, fundado el 3 de Octubre de 1976.

En esta etapa se concibe a la Institución “… como instrumento liberador…” ya que con la firma de los Tratados Torrijos-Carter se necesitaba dotar al país de una herramienta vital, que promoviera el acceso de mano de obra calificada panameña, para suplir la extranjera.

Esta década de los 70, fue caracterizada para la Institución como de expansión y democratización, ya que se crearon los programas de Becas Comunitarias, el Programa de Perfeccionamiento a Servidores Públicos y Asistencia Educativa, se incrementaron los montos del Programa de Crédito Educativo y se promocionan los estudios y/o investigaciones tendientes a determinar las “…necesidades de formación profesional y técnica…” y la promoción de los recursos ya formados, integrándolos a las actividades de producción.

Se crea en esta etapa el Departamento de Aprovechamiento de Recursos Humanos, para dar “…mayor contenido a la filosofía humanística institucional, ya que permite llevar hasta la bolsa de trabajo a los ex- beneficiarios…”, también se creó del Centro de Documentación, Información y Orientación Educativa, mediante Resolución No.820 de 20 de Noviembre de 1979.

La década de los años 80, se caracterizó por “… Incrementar la Asistencia y el Crédito Educativo en todos los rincones de la geografía nacional y convertirlos en una poderosa herramienta de promoción social y económica…”

En esta etapa se proyecta en términos de crecimiento y desarrollo; y nace el lema “EDUCAR PARA EL DESARROLLO”.

Sus programas básicos fueron:
“Crédito y Asistencia Educativa, Planificación de Recursos Humanos, Finanzas, Administración, Información y Documentación”.

En esta década los préstamos y becas estaban destinados en gran proporción a “La juventud humilde y talentosa del país”.

También se crearon tres Centros Estudiantiles más, que fueron: el Centro Estudiantil de Coclesito, Provincia de Coclé, fundado el 13 de Febrero de 1982; el Centro Estudiantil de la Palma, Provincia de Darién fundado el 24 de julio de 1982; y, el Centro Estudiantil de Veraguas, fundado el 5 de junio de 1986.

La década de los años 90, se caracterizó en sus inicios por una crisis económica, donde su nueva administración realizó “una pormenorizada investigación de todos y cada uno de los Departamentos y Direcciones Provinciales que integran el IFARHU, a fin de establecer su situación real”.

Podemos definir esta etapa hasta agosto de 1994, por su política de reconstrucción, es decir, reactivar algunos programas para tratar de lograr los niveles de servicios de la década de los ochenta.

Desde septiembre de 1994, se inicia una nueva etapa, caracterizada por activar, ampliar y fortalecer, los programas tradicionales de becas, crédito y asistencia educativo; además de impulsar la creación de nuevos programas como Asistencia Económica Educativa para los Hijos de los Mártires caídos el 20 de diciembre de 1989, Programa de Becas para los Corregimientos de Mayor Pobreza, Programa de Becas para Estudiantes Discapacitados, etc.

Otra característica sobresaliente de esta etapa fue la de promover los compromisos internacionales.
Se estableció una política agresiva financiera con el fin de incrementar los niveles de Crédito Educativo, además se fortaleció el Juzgado Ejecutor para recuperar la cartera morosa. También se diseñó una fuerte campaña publicitaria sobre los servicios que brinda la Institución.

Para 1996, denominado año de la Erradicación de la PobInformación y retroalimentación de la misma en todos los niveles de la organización.

Optimización del potencial humano, dentro de la Institución.

Estas tres variables se adoptan para estructurar esta Institución, con el fin de lograr el máximo rendimiento en forma global. de una especialización de sus programas básicos, además de establecer niveles de eficiencia financiera y administrativa.

Tres variables a lo interno y externo dirigieron estos avances decisivos, en el rendimiento de sus servicios:

Aplicación de tecnología informática.
Información y retroalimentación de la misma en todos los niveles de la organización.
Optimización del potencial humano, dentro de la Institución.

Estas tres variables se adoptan para estructurar esta Institución, con el fin de lograr el máximo rendimiento en forma global.

A partir de septiembre de 1999, finales de la década, se inicia una nueva administración en el país, encaminada hacia la modernización de todos sus servicios públicos, teniendo como prioridad el dar respuesta a las clases más necesitadas, bajo el lema “TRABAJAMOS JUNTOS POR PANAMÁ”.

En ese sentido el IFARHU se manifiesta atendiendo los lineamientos señalados y se proyecta en primera instancia como una Institución de desarrollo e implementación en tecnología de informática en el ámbito nacional para equipar a todas sus dependencias para el año 2001, de manera tal que se pudiera brindar un mejor servicio a nuestros usuarios.

En el año 2002, se modifica el Seguro Educativo mediante la Ley No.49 de 18 de septiembre, en el cual se establece una nueva distribución, disminuyendo el porcentaje correspondiente a la Institución.

También se creó el Programa de Asistencia Educativa “Nueva Vida”, se incrementó el número de becas a diecinueve mil setecientos setenta y cinco (19,775) estudiantes y se modificaron los reglamentos de becas y préstamos para ofrecer un mejor servicio a la población panameña.

Con la actual administración bajo el lema “DESARROLLANDO EL TALENTO NUEVO DEL PAÍS”, se inicia un proceso de Modernización y Fortalecimiento Institucional estableciéndose el Plan Estratégico 2005-2009, con el propósito de “Desarrollar un programa que garantice el adecuado aprovechamiento en la formación técnica y la utilización racional de los recursos humanos de la República como medio de acelerar su desarrollo económico y social”, basado en los cuatro pilares básicos:

  • Planificación de los Recursos Humanos
  • Becas
  • Asistencia Económica
  • Crédito Educativo

Que además incluye, el mejoramiento de la red de comunicación en las diferentes sedes de la Institución.

Cabe señalar, que de septiembre de 2004 a diciembre de 2006, se han otorgado un total de cuarenta y nueve mil ochocientos noventa y dos (49,892.00) becas y se han prestado seis millones de dólares (6,000,000.00); se han creado nuevos subprogramas como el de Bellas Artes, el de Formación y Capacitación del Talento Humano en Áreas Prioritarias, Asistencia Económica para la Erradicación del Trabajo Infantil, Pasantías para la Capacitación de Profesionales Agropecuarios en Cultivos de Agro-exportación, Auxilio Económico Complementario, Servidores Públicos y Docentes-Universidades Oficiales, Estudiantes de Escasos Recursos en el Exterior, Pago de Matrícula para Estudiantes de Universidades Oficiales, también se creó el Programa de Becas Doctorales y Postdoctorales y el Programa de Excelencia Profesional; a su vez, se hace la reforma a la Ley Orgánica No. 1 de 11 de enero de 1965 mediante Ley No. 23 de 29 junio 2006, además se modificó el Reglamento de Becas, Asistencia Económica y Auxilios Económicos, apoyando así a la formación y aprovechamiento del capital humano acorde a lo que establece el Objetivo, Misión y Visión de nuestra Institución.

Por otra parte, se destacan las Jornadas sobre Formación de Recursos Humanos, la primera en diciembre de 2004, encaminada a recopilar estudios sobre la oferta y demanda de formación de recursos humanos indispensables para el desarrollo del país, al nivel de la educación media y superior, y la segunda en agosto de 2006, para conocer la demanda de formación de recursos humanos en las áreas prioritarias de desarrollo.

En este período, se crea la Oficina de Cooperación Técnica Internacional mediante Resolución No.320-2006-369 de 28 de julio, y también se crean las Direcciones Provinciales de Ngöbe Bugle y de Emberá de Darién, mediante Resolución No.320-2006-371 de 31 de julio. Además, la Oficina de la Mujer cambia de nombre y pasa a llamarse Oficina de Igualdad de Oportunidades mediante Resolución No.320-2007-25 de 31 de 12 de enero de 2007.

También se aprueba el nuevo Reglamento de Crédito mediante Resolución No.12 de 28 de diciembre de 2006, con lo cual se crean siete (7) nuevas formas de créditos educativos para beneficio de la población estudiantil; y a su vez, se aprueba una moratoria y condonación de deuda con la que se benefician trece mil ochocientos sesenta y cinco (13,865.00) prestatarios del país.

Cabe agregar, que la modernización del IFARHU, en este periodo, ha permitido concretar alianzas con instituciones nacionales y extranjeras. Para ello, se han firmado treinta (30) convenios de cooperación educativa y técnica, prestación de servicios, capacitación de becas y ofertas de crédito.